ORDO FRATRUM MINORUM

Hermanos 

Franciscanos

UBICACIÓN GEOGRÁFICA, DEMOGRÁFICA Y CULTURAL

América Central geográficamente comprende el territorio situado en las latitudes medias de América, localizado entre la frontera sur de México y la frontera norte de Colombia. Políticamente el área está integrada por las 7 naciones independientes de Belice, Guatemala, El Salvador, Honduras, Nicaragua, Costa Rica y Panamá.

La población absoluta es de 41.081.300 habitantes en el año 2006, y una superficie de 523.674 de km.

Es una zona multiétnica, con diversidad de culturas; entre ellas, se encuentran la cultura Maya, con una vasta ubicación geográfica, con sus 44 diferentes lenguas; la población Afro-descendiente, la cultura Misquita, la cultura Lenca, la cultura Pech y la cultura Guaimí.

CARACTERÍSTICAS DE LA SOCIEDAD DE AMERICA CENTRAL.

América Central es una región empobrecida por condicionamientos de tipo natural y estructural. Cuenta con una concentración de tierra y de los medios de producción en manos de consorcios comerciales nacionales y transnacionales, siendo la agroexportación y las remesas, su principal fuente de ingresos. En las últimas décadas esta concentración dejó una gran exclusión social y un alto costo de la canasta básica, del transporte, la vivienda, los servicios de agua potable y energía eléctrica, así como altos niveles de desempleo y subempleo.

La corrupción de los gobiernos en turno, expresados en pactos políticos partidistas, asignación de mega salarios a empleados públicos, la elaboración de leyes a favor del gran capital financiero, ha dejado como resultado una deuda externa e interna impagable.

Lo anteriormente dicho, afectó de tal forma el presu- puesto nacional, que disminuyó la capacidad del Estado, de atender eficientemente el sector de la salud, educación y vivienda.

Esta realidad estaba inmersa en el contexto geopolítico mundial, en el cual Estados Unidos y la Unión Soviética se disputaban la hegemonía socio política mundial, como grandes potencias en lo económico, político y militar.

Estos condicionamientos, de tipo socio económico y político, tienen un impacto negativo en la sociedad centroa- mericana, que le conducirá a un estallido social.

1970 - 1980

A finales de la década de los 70s y principios de los 80s, los movimientos populares se van fortaleciendo y asumen un papel más protagónico en la historia; a esto se suma que las contradicciones internas de la sociedad desembocan en una serie de golpes de Estado en el Istmo, instaurando dictaduras militares.

Como respuesta a esta realidad los movimientos liberadores se van potenciando;

unos optaron por una lucha armada, como única solución a la aguda problemática, como es el caso de Nicaragua, El Salvador y Guatemala.

CONTEXTO HISTÓRICO DEL SURGIMIENTO DE NUESTRA ENTIDAD.

HISTORIA DE LA PROVINCIA

COLONIA, EVANGELIZACIÓN EN CENTROAMÉRICA

La historia de la Provincia Franciscana Nuestra Señora de Guadalupe de Centroamérica, Panamá y Haití, hace parte de la historia de la Iglesia Latinoamericana, nacida hace cinco siglos con la conquista y la evangelización de nuestros pueblos.

En dicha evangelización, el franciscanismo ejerció una acción protagonista, porque fue una de las órdenes que más frailes envió a la misión del nuevo mundo. De este im- pulso misionero, nacen las provincias, que desde tiempos muy antiguos, empezaron a dar frutos en estas tierras.

En el segundo viaje de Cristóbal Colon, en 1493, llegan los primeros frailes, estos fueron dos hermanos laicos, Fr. Juan de Aora y Fr. Juan de la Deule. La primera entidad fue la de la Provincia de La Santa Cruz, en la Isla Española; desde ahí, pasan a la tierra firme, para hacer presencia en Santa María la Antigua del Darién, Panamá, probablemente en 1510. Muy pronto, en esa zona surgió el primer obispado del Continente Americano, siendo su primer obispo Fr. Juan de Quevedo1. Él ingresó al área de nuestro territorio por el norte, fue en el año de 1524, cuando llegan desde México, los primeros franciscanos.

El Capítulo general de Valladolid de 1565, erigió en Provincias independientes de México, la de San José de Yucatán y la Provincia del Santísimo Nombre de Jesús de Guatemala. Más tarde, en 1575, se funda la Provincia de San Jorge de Nicaragua2. Entre los altibajos de la Provincia de San Jorge destacaron, en este período, figuras dignas de mencionarse en esta síntesis, entre ellas fray Fernando Espino, nicaragüense criollo, de origen Canario, nacido a finales del siglo XVI, en Nueva Segovia, ciudad de la cual era su primer “Sacerdote indigno” como él mismo se autonombraba”3.

En el siglo XVII, la presencia franciscana, en sus tres Ordenes, esta ya consolidada en el territorio, con impo- nentes conventos en las principales ciudades. Una figura descollante, de la tercera Orden, se manifiesta con la figura de un singular hombre llamado Hermano Pedro de San José de Betancur, que contribuye a la difusión del carisma franciscano. A finales de éste mismo siglo, el territorio se ve enriquecido con la presencia de dos grandes misioneros, provenientes de los Colegios Apostólicos de Propaganda Fide, a saber, Fr. Antonio Margil de Jesús y Fr. Melchor Gaspar. Como fruto de la actividad de estos dos religiosos, se crea el segundo Colegio Misionero de América en Guatemala, “Colegio de Nuestro Señor Crucificado” (1701) conocido como la Recolección; hubo también otros dos en Honduras y Nicaragua.

HACIA LA FORMACIÓN DE LA PROVINCIA

El 6 de Junio de 1987 la Orden, bajo la autoridad de Fr. Jon Vaugh, Ministro General, erigió como Provincia nuestra entidad que siguió rigiéndose por los documentos elaborados durante la Vicaría. La Provincia inicia bajo el gobierno elegido el año anterior y cuenta con 360 hermanos entre ellos 155 hermanos de profesión solemne y un obispo, distribuidos en 50 fraternidades, destacando el trabajo parroquial, pero en vistas a abrir caminos en fraternidades insertas en medios populares y zonas de conflicto. Uno de los temas fuertes que impulsó este Gobierno Provincial fue la consolidación de las comunidades insertas en medios populares y zonas de conflicto.

OBJETIVO GENERAL

Volver a las fuentes de nuestro Carisma y fortalecer nuestra forma de vida de hermanos menores en la Provincia “Nuestra Señora de Guadalupe” presentes en la realidad de América Central y Haití; para ser signos proféticos del Reino de Dios entre los pobres y excluidos.

VISIÓN

Que la fraternidad de frailes menores de la Provincia “Nuestra Señora de Guadalupe”, viva integral y creativamente conforme a la vida y regla de San Francisco de Asís, la legislación y tradición de la Orden, en fidelidad a la Iglesia respondiendo a los signos de los tiempos en la realidad de América Central y Haití.

MISIÓN

Los frailes menores de América Central y Haití, peregrinos y forasteros, nos sentimos enviados a vivir como fraternidad en misión, fieles al Evangelio, al Magisterio de la Iglesia y ayudados por las actuales prioridades de la Orden según el espíritu de Francisco de Asís. 

Capilla de Noche
Profesión
Renovación de Votos
Frailes Estudiantes
Renovación de Votos
Eucaristia
Frailes
Tierra Santa
Reunión
Guardianes
Capitulo
Capilla Santo Hermano Pedro
Cumpleaños
San Francisco El Grande
Monte San Francisco
Monte San Francisco
Virgen del Socorro
Guardianes
Provincial
Sendero
Interior Capilla
  • Blanca Facebook Icono
  • Twitter Icono blanco
  • Blanco Icono de Instagram
Sobre Nosotros

El 6 de Junio de 1987 la Orden, bajo la autoridad de Fr. Jon Vaugh, Ministro General, erigió como Provincia nuestra entidad que siguió rigiéndose por los documentos elaborados durante la Vicaría. La Provincia inicia bajo el gobierno elegido el año anterior y cuenta con 360 hermanos entre ellos 155 hermanos de profesión solemne y un obispo, distribuidos en 50 fraternidades, destacando el trabajo parroquial, pero en vistas a abrir caminos en fraternidades insertas en medios populares y zonas de conflicto.

 

© 2017 por Fr. Henri Morales. Curia Provincial, Frailes Franciscanos.