• Fr. René Arturo Flores, OFM

Francisco de Asís, patrono de las defensoras y defensores de la Casa Común


Francisco de Asís, patrono de las defensoras y defensores de la CASA COMUN.

Estos días se conmemora 39 años del nombramiento de Francisco de Asís como patrono de los y las ecologistas, el cual se realizó en el período de San Juan Pablo II, lo expresaba de la siguiente manera:

“Entre los santos y los hombres ilustres que han tenido un singular culto por la naturaleza, como magnífico don hecho por Dios a la humanidad, se incluye justamente a San Francisco de Asís. El, en efecto, tuvo en gran aprecio todas las obras del Creador y, con inspiración casi sobrenatural, compuso aquel bellísimo ‘Cántico de las Criaturas’, a través de las cuales, especialmente del hermano sol, la hermana luna y las estrellas, rindió al omnipotente y buen Señor la debida alabanza, gloria, honor y toda bendición…

Por tanto Nos, conocido el parecer de la Sagrada Congregación para los Sacramentos y el Culto Divino, por medio de estas nuestras Letras y a perpetuidad, proclamamos a San Francisco de Asís, celestial Patrono de los cultivadores de la ecología, con todos los honores y privilegios litúrgicos inherentes” (Dado en Roma, junto a San Pedro, bajo el anillo del Pescador, el día 29 de noviembre del año del Señor 1979, II de nuestro pontificado).

Que bien relacionar a Francisco de Asís, con los ecologistas, que en la actualidad son los defensores y defensoras de los bienes naturales y el territorio. Cuanto honor mutuo, por un lado relacionar a Francisco con ser el “patrono”, es decir, el inspirador del cuido y defensa de la Creación, y al mismo tiempo, los defensores y defensoras de la Creación sentir que su inspiración humana es el “pobrecillo Francisco de Asís”.

Es que en estos momentos y siempre, la Creación entera para dar vida tiene tres opciones, ser cuidada, cultivada (para el alimento, no para el acaparamiento y explotación, Gn 2) y defendida, esta última acción se ha vuelto hoy, más necesaria en la vida de las comunidades y pueblos que viven en armonía con la “hermana madre Tierra”, pues el neoliberalismo que inspira a los políticos corruptos a promover las empresas extractivitas busca: destruir, explotar y contaminar la Creación, y desapropiar a las familias que viven en su patrimonio en comunión con las criaturas y la Tierra. Esto implica, que muchas defensoras y defensores de la CASA COMÙN, les toca “defender” la Madre Tierra con sus propias vidas: Berta Cáceres, en Honduras; Juana Ramírez, Guatemala; Marcelo Rivera, El Salvador.

Cuando el papa Juan Pablo II dice que Francisco de Asís, “…tuvo en gran aprecio por todas las obras del Creador y, con inspiración casi sobrenatural, compuso aquel bellísimo ‘Cántico de las Criaturas…”, es una manera de decirlo muy romántica, ya que no es una inspiración “sobrenatural”, como quien dice fuera de la realidad; sino, es una inspiración plenamente humana y comprometida con un modo de relacionarse de manera fraterna con las criaturas, no mirando a los bienes naturales como mercancía, menos explotando y contaminándolos, como lo están haciendo las empresas extractivitas (mineras e hidroeléctricas) en nuestros pueblos.

Bien se expresó desde sus inicios el papa Francisco, diciendo “Quisiera pedir, por favor, a todos los que ocupan puestos de responsabilidad en el ámbito económico, político o social, a todos los hombres y mujeres de buena voluntad: seamos ‘custodios’ de la creación, del designio de Dios inscrito en la naturaleza, guardianes del otro, del medio ambiente; no dejemos que los signos de destrucción y de muerte acompañen el camino de este mundo nuestro”, dijo el Santo Padre el 19 de marzo de 2013” (aciprensa. 29 de noviembre 2014). El papa Francisco está claro y convencido, que la espiritualidad de la creación se expresa en un compromiso comunitario y político que busca defender la VIDA en todas sus expresiones, así nos invita en la: “Laudato Si”.

Estar relacionados de manera hermanable con la creación, con la CASA COMUN, con la Madre Tierra, nos llevará a la persecución y asesinato de la vida, por ser defensores y defensoras de los derechos humanos y ambientales. En realidad son inseparable lo humano y los bienes naturales, ambos salimos de la misma intención de amor del Creador, ambos compartimos la misma CASA, ambos nos necesitamos para seguir subsistiendo, creciendo y viviendo.

En la familia franciscana tenemos el desafío, que nace de la alabanza y vida de Francisco de Asís, de relacionarnos con las criaturas, con los bienes naturales y la “hermana madre tierra” como iguales necesitados de cuido y protección. Alabemos al Creador como lo hizo Francisco de Asís, cuidemos, cantemos y defendamos cada ser viviente que habita este bello planeta.

Fr René Arturo Flores. JPIC, El Salvador.

#FrayAnselmo

Capilla de Noche
Profesión
Renovación de Votos
Frailes Estudiantes
Renovación de Votos
Eucaristia
Frailes
Tierra Santa
Reunión
Guardianes
Capitulo
Capilla Santo Hermano Pedro
Cumpleaños
San Francisco El Grande
Monte San Francisco
Monte San Francisco
Virgen del Socorro
Guardianes
Provincial
Sendero
Interior Capilla
  • Blanca Facebook Icono
  • Twitter Icono blanco
  • Blanco Icono de Instagram
Sobre Nosotros

El 6 de Junio de 1987 la Orden, bajo la autoridad de Fr. Jon Vaugh, Ministro General, erigió como Provincia nuestra entidad que siguió rigiéndose por los documentos elaborados durante la Vicaría. La Provincia inicia bajo el gobierno elegido el año anterior y cuenta con 360 hermanos entre ellos 155 hermanos de profesión solemne y un obispo, distribuidos en 50 fraternidades, destacando el trabajo parroquial, pero en vistas a abrir caminos en fraternidades insertas en medios populares y zonas de conflicto.

 

© 2017 por Fr. Henri Morales. Curia Provincial, Frailes Franciscanos.