• Fr Anselmo Maliaño Téllez

Primera parte de la Carta Pastoral


III Carta Pastoral

  1. Cantos

  2. Lectura del Evangelio: Lc 22, 19-20.

  3. Chiste del borrachito y el padre.

Explicación de la III Carta Pastoral de Mons. José Luis Escobar.

Anteceden a esta Carta, dos cartas que son muy importantes conocerlas, sobre todo la segunda que habla del martirio y del compromiso concreto de la Iglesia para recuperar esta historia olvidada.

Es necesario que como cristianos conozcamos y celebremos esta memoria martirial.

Con la canonización de Mons. Romero se abren las puertas de una de las experiencias de la Iglesia que es: una, santa, católica, apostólica y martirial.

La dimensión martirial es como la del Reino, poco a poco se fue diluyendo del lenguaje eclesial y teológico.

En esta III Carta Pastoral, aborda uno de los temas fundamentales de la fe cristiana, la vivencia del Sacramento de la Eucaristía llevada a la vida diaria.

Mons. Romero es presentado como modelo de santidad y vida eucarística, llamado acertadamente “Mártir de la Eucaristía” (n. 1.4).

El fundamento de la Carta está en los documentos del Concilio Vaticano II (LG 11) “La Eucaristía es fuente y cima de toda la vida cristiana” (n.5). Además se reconoce que el Centro es Jesús Eucaristía y es el fundamento del Plan Pastoral Arquidiocesano, como un nuevo impulso para la evangelización y misión parroquial.

Los numerales 10, 11, 12 y 13. Presentan los objetivos de la Carta y la forma como está estructurada.

La primera parte de esta Carta se titula “Eucaristía corazón de la Iglesia” (nn. 15- 104). Significa que la Eucaristía es identidad de la Iglesia. Y se vuelve a hacer énfasis en LG 11 “La Eucaristía es fuente y cima de toda la vida cristiana”.

La primera parte se divide en tres grandes apartados

  1. Vivencia de una hermosa fe celebrada (n. 18). Cofradías (19), templos (23), celebraciones del Corpus Christi (26), Catequesis (31), comunidades eucarísticas (39), eventos eucarísticos, en donde se mencionan los cuatro congresos eucarísticos nacionales (46), documentos eucarísticos (59), conclusiones (60).

  2. Un contexto que interpela (61). El modelo es San Oscar Romero y la respuesta que el dio a la realidad histórica del país (61-84). Mons. Romero vivió y celebro la Eucaristía con su propia vida (Mártir eucarístico).

  3. Vivencia de la Eucaristía (nn. 85-104).

Desarrollo temático de la primera parte: Eucaristía corazón de la Iglesia.

No. 16. El modelo de comprensión y vivencia del sacramento es Mons. Romero, que llevó hasta las últimas consecuencias su vocación sacerdotal, se identificó con el misterio del sacramento de la fe en un contexto de violencia, represión, pobreza y barbarie.

Aunque no aparezca en la Carta, hay una similitud entre el martirio de Mons. Romero y el martirio del Siervo de Dios Fr. Cosme Spessotto: ambos fueron asesinados dentro de la Iglesia, ambos traspasado su corazón por una bala asesina, ambos asistidos a la hora de su muerte por unas religiosas y ambos por ser sacerdotes fieles al Evangelio y a la Iglesia.

Primer apartado.

Desde tiempos de la Conquista y de la Colonia surgió un grupo de laicos que se denominaron Cofradias y hermandades. Estas fueron estructuras eclesiásticas laicales. Los primeros misioneros (franciscanos y dominicos) organizaron a los indígenas para que vivenciaran su fe en Jesús sacramentado. En cada pueblo y cantón evangelizado iban naciendo las Cofradías, las más importantes las del “Santísimo sacramento”. (n. 22) Cofradía de Nuestro Amo en Izalco; cofradía del Corpus Christi en Panchimalco.

Catequesis (31-38) La Iglesia ha hecho grandes esfuerzos para expandir el amor a la Eucaristía.

  • Hay grandes esfuerzos por la catequesis de los sacramentos, de manera especial por la eucaristía.

  • En el tercer apartado se habla de la vivencia Eucarística (85-104). En este apartado retoma nuevamente el servicio especial de los catequistas en la parroquia.

  • Los numerales 96-104 explican algunas dificultades evidentes tanto de los párrocos como de los catequistas.

  1. En algunas parroquias se han creado grupos de seguimiento de los niños que hacen la primera comunión, pero en algunas parroquias esto no existe. Algunos sectores de la parroquia no hay catequesis.

  2. No se han integrado los jóvenes que se confirman a la pastoral Juvenil. El Papa Francisco nos invita a priorizar la pastoral juvenil.

  3. Muchos padres de familia no llevan a sus hijos a la catequesis. Hay muchas resistencias.

En el numeral 98 cuestiona a los párrocos y catequista y porque no decirlo a los encargados de ministerios litúrgicos.

  • Algunos catequistas no tienen pedagogía catequética o atractiva.

  • Algunos se resisten a recibir formación.

  • El numeral 99 desafía a los catequistas y también a todos los responsables de la liturgia.

#FrayAnselmo

Capilla de Noche
Profesión
Renovación de Votos
Frailes Estudiantes
Renovación de Votos
Eucaristia
Frailes
Tierra Santa
Reunión
Guardianes
Capitulo
Capilla Santo Hermano Pedro
Cumpleaños
San Francisco El Grande
Monte San Francisco
Monte San Francisco
Virgen del Socorro
Guardianes
Provincial
Sendero
Interior Capilla
  • Blanca Facebook Icono
  • Twitter Icono blanco
  • Blanco Icono de Instagram
Sobre Nosotros

El 6 de Junio de 1987 la Orden, bajo la autoridad de Fr. Jon Vaugh, Ministro General, erigió como Provincia nuestra entidad que siguió rigiéndose por los documentos elaborados durante la Vicaría. La Provincia inicia bajo el gobierno elegido el año anterior y cuenta con 360 hermanos entre ellos 155 hermanos de profesión solemne y un obispo, distribuidos en 50 fraternidades, destacando el trabajo parroquial, pero en vistas a abrir caminos en fraternidades insertas en medios populares y zonas de conflicto.

 

© 2017 por Fr. Henri Morales. Curia Provincial, Frailes Franciscanos.