• Fr. René Arturo Flores, OFM

El Papa Francisco, un hermano y menor como Francisco de Asís


El Papa Francisco, un hermano y menor, como Francisco de Asís

“El Papa Francisco celebró este miércoles 13 de marzo 6 años de Pontificado…En este tiempo, el Papa ha publicado dos encíclicas: Lumen fidei (29 de junio de 2013) y Laudato si’ (24 de mayo de 2015). También publicó 3 exhortaciones apostólicas: Evangelii gaudium (24 de noviembre de 2013), Amoris laetitia (19 de marzo de 2016) y Gaudete et exsultate (19 de marzo de 2018)… realizó 27 viajes fuera de Italia desde su nombramiento. El Papa Francisco, además, nombró 75 nuevos Cardenales y presidió la canonización de 31 nuevos santos…presidirá, del 6 al 27 de octubre de 2019, la Asamblea Especial del Sínodo de los Obispos para la Región Panamazónica” (www.aciprensa.com. 13-3-19).

En este camino de su servicio como “símbolo de unidad” en la cristiandad, desde el frágil status eclesial como “obispo de Roma”, de ser el “primero entre iguales”, todo esto lo ha resaltado el Papa Francisco sobre sí mismo, especialmente cuando dijo metafóricamente que él era sucesor de un “pescador”. El Papa Francisco ha mostrado un pontificado desde el servicio, bajando el perfil de “pontífice absoluto”, ubicándose en el lugar del frágil y empobrecido, con sus gestos en las comidas, visitas a lugares donde están los pequeños y marginados, dialogando espontáneamente con el pueblo, chineando niños y niñas, sonriendo con alegría al pueblo de Dios, rompiendo el protocolo de seguridad al acercarse a la gente o dejar que se le acerquen.

El Papa Francisco, ha sido “bálsamo” y “buena noticia” para el caminar de la Iglesia Latinoamericana, tan reprimida por algunos obispos, que en lugar de ser pastores se han portado como tiranos de su pueblo al cual tienen que cuidar de los “lobos” como son: el ejército y la policía, los empresarios extractivista, los políticos corruptos, presidentes dictadores (como el de Honduras), del crimen organizado, los hombres que ejercen violencia familiar y asesinatos. Este Papa quitó la práctica de reprimir a los teólogos cancelando sus enseñanzas y las comunidades eclesiales comprometidas con los empobrecidos y sus luchas sociales, como lo hizo su anterior Papa hoy subido por él mismo a los “altares”: Juan Pablo II. El Papa Francisco, retomó el camino eclesial de América Latina, expresado en los documentos del CELAM, impregnando la Iglesia Romana con el espíritu de una Iglesia pobre y que camina con los pobres. Tus diferentes encuentros oficiales, los has hecho con sencillez y convicción, con una actitud de diálogo y compromiso con la justicia social. Entre esos encuentros están los que hizo con los afectados por las empresas mineras en todo el mundo; así como los tres encuentros con el movimiento social o popular, en donde se encontró cara a cara con Berta Cáceres, por eso el día de su asesinato, el cardenal encargado del Pontificio Consejo Justicia y Paz, envió su pésame a la familia, un gesto que ni los obispos de Honduras lo hicieron.

En tu encuentro en Santa Cruz (2015), donde resaltaste las tres “T”: Tierra, Techo y Trabajo. Que sensibilidad para dialogar abiertamente, y recoger el grito del pueblo ante el aplastamiento destructor y genocida de los empresarios neoliberales que dirigen la globalización económica y el mercado global. Todos estos junto con el encuentro en Roma, en noviembre del 2016.

Tus encíclicas han sido luz para este tiempo que estamos en el que llaman “cambio de época”, donde impera la lógica del mercado global, que todo lo convierte en mercancía para un grupo reducido y destructor de la CASA COMÚN. Estos documentos han tocado directamente puntos centrales de la vida eclesial y del compromiso del cristiano en el mundo actual, en esta sociedad empobrecida y violenta. Algunos aspectos relevantes de las encíclicas:

El plantear una Iglesia en “salida, pobre y abierta”, un cristianismo que anuncia el Reino de Dios en la realidad e historia, una evangelización que toma al humano y lo social de manera integral, donde la justicia y los derechos humanos son semilla del Reino de Dios, sabiendo que la alegría del Evangelio se concreta desde los empobrecidos y se construye en una sociedad que celebra la Eucaristía como un banquete; esto y más en la “Evangelii gaudium”.

La “Laudato si”, que es la primera encíclica oficial que aborda la cuestión ecológica desde la dimensión de una espiritualidad y teología de la creación, haciendo propuestas integradoras en la línea científica y operativa, en clara confrontación con el sistema empresarial extractivista, que es expresión del modelo económico y de producción devastador neoliberal. Una encíclica que es denuncia profética y anuncio de un camino amigable, donde se resalta la figura y modo de existir de Francisco de Asís con su “cántico de las criaturas”.

La encíclica Amoris laetitia, que resalta el sentido humano, complejo y de fe en la vida matrimonial de pareja y familiar; una encíclica que ha tenido un rechazo (más de 10 cardenales opuestos abiertamente) por el tema de “los vueltos a casar”, una realidad antigua en la vida social y eclesial, que el Papa decide abordarla abiertamente en el capítulo último de la encíclica. La sensibilidad y apertura del Papa Francisco quiere llegar a las distintas situaciones complejas que viven las parejas en su vida ordinaria, de fe y familiar.

La última encíclica Gaudete et exsultate, sobre la santidad, una encíclica que en todo su escrito no utiliza de manera explícita la palabra “pecado”, es decir, no se presenta la santidad desde el “pecado”, sino desde la presencia del Espíritu, desde Jesús, en un camino donde las bienaventuranzas son el modo de vivir la santidad cristiana. Presentando como obstáculos de la santidad el racionalismo, la centralidad obsesiva en el culto-liturgia y el dualismo que va contrario a la encarnación, al Dios hecho humano e historia. Una santidad cotidiana, que surge en el pueblo y vuelve al pueblo.

En tu pontificado Papa Francisco, has sido buena noticia para las víctimas en general; tu gestos y escritos en favor de los migrantes, defendiendo desde sus derechos a migrar, a transitar libremente en esta CASA COMUN; el llegar a los lugares de Europa donde está el grito de los que huyen de sus países que los asesinan, como fue las visitas a Lampedusa (Italia) y Marruecos posteriormente. Además de decir a los cristianos y a la sociedad que al migrante hay que: acoger, proteger, promover e integrar (mensaje del Papa Francisco para la celebración de la 51 jornada de la paz. 1 enero 2018).

El encuentro en Roma, en febrero del 2019, donde se abordó con cardenales, obispos y otros invitados, el tema doloroso y dramático del cuido a los menores, o dicho de manera conflictiva, el abuso a menores. El Papa con humildad y valentía abordó esta realidad dolorosa e indignante como es el abuso de menores por parte de los clérigos en complicidad con algunos obispos (esto está pendiente en Centroamérica que se revise con honestidad y apertura en las diócesis). El Papa Francisco, siempre ha estado dispuesto a confrontar esta realidad, y lo ha hecho con sensibilidad desde las víctimas, desde los menores. Esta realidad afrontada por el Papa, es una herencia de los anteriores pontificados, entre ellos el del Papa “san Juan Pablo II”. Lo que con humildad y decisión está abordando el Papa Francisco, es una práctica que involucra directamente a la institución católica, en especial, a los obispos, cardenales y responsables de algunas oficinas del vaticano, como lo es la de la “doctrina para la fe”.

Papa Francisco, en 6 años, has sido una “Buena Noticia”, has vuelto la centralidad en Jesús, el volver a Jesús, con sus gestos y palabras; la centralidad del Espíritu en la Iglesia, el discernimiento (como buen jesuita); el ser una Iglesia en salida, abierta y dialogante, aquí tus encuentros con los países Árabes (con la religión musulmán); tu sensibilidad por la oración personal y comunitaria; con tus gestos y palabras tan sencillas y profundas dirigidas al pueblo de Dios, por valorar al pueblo creyente; con gestos en silencio cercanos al marginado y excluido del sistema social; por ser directo y contundente con el abuso de poder de algunos obispos y jerarcas; por presenta una Iglesia pobre y con los pobres.

Y gracias Papa Francisco, por recoger el grito y testimonio del pueblo salvadoreño, Latinoamérica y mundial que clamaba por la canonización de San Oscar Romero; por Fr. Tulio Maruzzo con Luis Obdulio Arroyo beatos del pueblo guatemalteco, y por poner en fila a tantos otros mártires de estas tierras latinoamericanas.

Nuestra oración por tu vida, por tu servicio como “obispo de Roma”, como pastor de las ovejas indefensas y perdidas, como humano seguidor de Jesús.

René Arturo Flores, OFM

#FrayAnselmo

  • Blanca Facebook Icono
  • Twitter Icono blanco
  • Blanco Icono de Instagram
Sobre Nosotros

El 6 de Junio de 1987 la Orden, bajo la autoridad de Fr. Jon Vaugh, Ministro General, erigió como Provincia nuestra entidad que siguió rigiéndose por los documentos elaborados durante la Vicaría. La Provincia inicia bajo el gobierno elegido el año anterior y cuenta con 360 hermanos entre ellos 155 hermanos de profesión solemne y un obispo, distribuidos en 50 fraternidades, destacando el trabajo parroquial, pero en vistas a abrir caminos en fraternidades insertas en medios populares y zonas de conflicto.

 

© 2017 por Fr. Henri Morales. Curia Provincial, Frailes Franciscanos.