• Blanca Facebook Icono
  • Twitter Icono blanco
  • Blanco Icono de Instagram
Sobre Nosotros

El 6 de Junio de 1987 la Orden, bajo la autoridad de Fr. Jon Vaugh, Ministro General, erigió como Provincia nuestra entidad que siguió rigiéndose por los documentos elaborados durante la Vicaría. La Provincia inicia bajo el gobierno elegido el año anterior y cuenta con 360 hermanos entre ellos 155 hermanos de profesión solemne y un obispo, distribuidos en 50 fraternidades, destacando el trabajo parroquial, pero en vistas a abrir caminos en fraternidades insertas en medios populares y zonas de conflicto.

 

© 2017 por Fr. Henri Morales. Curia Provincial, Frailes Franciscanos.

Beato Juan Duns Escoto

 

Fr. Juan Duns Escoto

 

Este beato franciscano falleció el 8 de noviembre de 1308 en Colonia, Alemania. Como franciscano desempeñó una importante labor académica, fue catedrático en la Universidad de Oxford, Cambridge y París. Por eso se puede afirmar que fue un destacado creador de cultura y un pensador muy original, ya que no se contentó con lo que otros le enseñaron, sino que manifestó un interés total y una búsqueda de la sabiduría.

Este franciscano escosés murió ciertamente muy joven, de su vida se conoce poco, se ordenó sacerdote franciscano el 17 de marzo de 1291.

 

Que ha dicho la Iglesia de su persona, de su pensamiento

 

Respecto a su doctrina teológica, a lo largo de la historia algunos papas han dado aportes importantes, por ejemplo, san Juan XXIII, ante la beatificación de Escoto, manifestaba que: “Con ello se ofrecerá ciertamente una contribución de gran valor al estudio y a la profundización del problema teológico, actualmente empobrecido y un tanto descarriado… la orientación teológica de Juan Duns Escoto, podrá servir de llamada y punto de referencia”.

El Papa San Pablo VI, afirmaba en su carta Apostólica Alma Parens (1966) “del tesoro intelectual de J. Duns Escoto se pueden tomar armas lúcidas para combatir y alejar la nube negra del ateísmo que ofusca nuestra tiempo”.

En otra Carta Apostólica del mismo Papa, dirigida a los obispos de Gran Bretaña, para celebrar el VII centenario del nacimiento de Duns Escoto, escribía: “El espíritu y el ideal de San Francisco de Asís se encierran y viven en la obra de Juan Duns Escoto, donde aletea el espíritu del seráfico Patriarca de Asís, subordinando el saber al bien-vivir, afirmando la primacía de la caridad sobre toda ciencia, la primacía universal de Cristo, obra maestra de Dios, glorificador de la santísima Trinidad y Redentor del género humano, Rey del orden natural y sobrenatural, a cuyo lado resplandece con singular belleza la Virgen Inmaculada, Reina del universo..,”[1]

 

San Juan Pablo II, en su visita a Colonia (1983), proclamó lo siguiente: “La catedral… contiene dos tesoros espirituales de la fe: el insigne teólogo Duns Escoto y el gran sociólogo y popular socorredor de almas Adolfo Kolping”.

Además el Papa San Pablo VI y San Juan Pablo II, definieron a Fr. Juan Duns Escoto como: “El cantor del verbo encarnado y del primado de Cristo”. “El defensor y adalid de la Inmaculada Concepción de María”. Fue denominado “Doctor mariano”, por ser defensor auténtico y original de la teoría inmaculista de María. Sus contemporáneos lo apellidaron “Doctor sutil” y más tarde fue proclamado Beato por el Papa Juan Pablo II, el 20 de marzo de 1993.

 

Un breve acercamiento a su pensamiento filosófico y teológico

 

Fray Juan Duns Escoto es heredero fiel de las grandes figuras del pensamiento franciscano (S. XIII): Alejandro de Hales, Buenaventura, Pedro de Olivi y Roger Bacon. En el ámbito de la filosofía, para Escoto era necesario destacar la importancia de la ontología del concreto, su visión original de la metafísica, el valor que da al cuerpo humano (forma de corporeidad), su concepción de la persona como última solicitud y relación trascendental, su fundada idea de Dios como infinito.

El doctor Sutil, inaugura la era de la metafísica como ontoteología. Algunos pensadores modernos aseguran que Escoto es un pensador más que aristotélico, agustiniano; otros en cambio, aducen un aristotelismo agustiniano. Sin embargo, Escoto es crítico no solo con los sistemas vigentes de su tiempo, él es el filósofo de la duda, muy atento a dos principios fundamentales: “realidad” y “racionalidad”.

Como pensador franciscano, evitó la grave tentación de domesticar y acomodar el mundo real al mundo de la razón, de someter el objeto al sujeto.

El doctor franciscano, analiza y critica las dos corrientes del pensamiento dominante en su época: la iluminacionista de los platónicos-augustinianos y la abstraccionista delos aristotélicos-tomistas.

Para algunos autores Escoto es el teólogo más importante del medioevo latino, después de Santo Tomas. Sin embargo, nos encontramos con dos genios intelectuales que parten de presupuestos filosóficos distintos (Platón-Aristóteles) con la lucida intención de clarificar los grandes temas de Dios, del hombre, del mundo y de la vida.

Las tesis del cristocentrismo escotista es una genial visión del misterio de la revelación cristiana y una propuesta teológica de gran fecundidad doctrinal y espiritual.

El pensamiento escotista es todo un conjunto inseparable de filosofía, teología y espiritualidad.

 

Bibliografía

José Antonio Merino, Juan Duns Escoto, Introducción a su pensamiento filosófico- teológico. BAC, 2007.

 

 

Citas

[1] Selecciones de Franciscanismo, n. 42, Vol XIV, Fasc. III, 1985, Pp. 348-349, citado de Ecclesia 17-IX-66.

Share on Facebook
Share on Twitter
Please reload

You Might Also Like:

Nuestra Señora de la Paz

November 21, 2019

¿Quiénes son Los Santos?

November 1, 2019

1/15
Please reload