Caminante no hay camino, se hace camino al andar


“La lucha es permanente, nunca vamos a llegar a un mundo perfecto,

Pero vamos ir subiendo escalones.

La esperanza no es llegar, la esperanza es caminar.

No hay triunfo seguro, el único triunfo seguro es volver a levantarse y

Cada vez que uno cae volver a empezar” (Pepe Mujica, Madrid, 2018).

Desde el refugio la “72” en Tenosique, México, donde llegan tantas personas, en su mayoría hondureños/as, el caminar tiene un gran significado.

Caminar es creer que hay un camino más allá, que no se ve, pero que allí está;

Caminar es estar vivo, y seguir por la ruta que lleva a ese lugar desconocido;

Caminar es hacerlo con otros que caminan, que creen en ese camino incierto;

Caminar con miedo, con pasos inseguros, con mirada en el horizonte que da la ruta;

Caminar con resistencia, cansancio y degastado, sencillamente caminando;

Caminar buscando ese lugar donde reine la justicia y equidad restauradora;

Caminar por amor a los que se ama, caminando por amo así mismo, caminar con pasión;

Caminar con pies ampollados, degastados y resentido por el camino ya recorrido;

Caminar recuperándose en cada lugar de descanso, de asilo y de refugio;

Caminar porque se levantan para seguir caminando;

Caminar con tiempos de sol, frío y lluvia, con el hermano viento que me acaricia el rostro;

Caminar por veredas, por ríos, cerros, bosques, de día y de noche;

Caminar con sed y hambre, caminar con sonrisa y seriedad, caminar cantando y bailando;

Caminar con mochila ligera que se vuelve pesada por lo dejado atrás;

Caminar con una mochila que lleva lo mejor para vivir;

Caminar con esperanza de que se llegará a un lugar donde vivir seguro y en paz;

Caminar creyendo en la fuerza y presencia de un Diosito que camina al lado;

Caminar con una gran pasión por la vida;

Caminar viviendo cada día como caminante de mil caminos.

Cuanto bien nos hace recrear una espiritualidad del caminante, una mirada en el horizonte; un camino que nos lleva a caminar, con sentido o sin sentido, con inseguridad o seguridad, con miedo o libertad, con dolor y alegría, con cansancio y fuerza de seguir, con esperanza y a tientas, con amor y pasión por la vida misma.

Fr René Arturo Flores. OFM

#FrayAnselmo

You Might Also Like: